Rosas eternas para San Valentín

Nos pasa a todos… Las flores y sus olores nos trasportan a determinados momentos de nuestra vida. De ahí que, en ocasiones especiales, un ramo de nuestras flores favoritas sea el mejor de los regalos. Y nos encantaría que durara toda la vida ¿verdad? Pero, en la mayoría de las ocasiones, nos acompañan durante algunos días para, después, mantenerse en el recuerdo…  ¿Es irremediable? ¿Podemos hacer algo para evitarlo?

rosa-preservada-1

Pues sí. En la actualidad hay una técnica que permite extraer todo el líquido de la flor. Esto se consigue exponiéndola durante cortos periodos de tiempo a muy baja temperatura; de esta manera, el agua de la flor pasa al estado gaseoso. Es lo que se denomina “liofilización”. Gracias a este proceso, muchas novias pueden conservar durante años su ramo de boda intacto, como el primer día. 

flores-preservadas-5

Y ahora, que llega San Valentín, sin duda, las rosas liofilizadas, también conocidas como “preservadas”, son todo un éxito. Como su propio nombre indica, son rosas a las que se les ha preservado del paso del tiempo. Duran años manteniendo su color y su belleza; no se marchitan ni necesitan ningún tipo de cuidado. Son, se podría decir, ROSAS ETERNAS.

rosas-preservadas-6

¿Qué mejor forma de recordar un San Valentín único?

One reply on “Rosas eternas para San Valentín

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.